MITCALD

caratula MITCALD

El calderón tropical, ballena piloto de aleta corta o Roaz negro (Globicephala macrorhynchus) es un cetáceo de buceo profundo que está entre los miembros más grandes de la familia Delphinidae. Está incluida en el catálogo nacional de especies amenazadas (B.O.E. nº 46 de 23 de febrero de 2011) con la categoría de “vulnerable”, y en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias (B.O.C. nº 112, junio de 2010) como especie de “protección especial”, debido a la inusitada fidelidad que presenta la comunidad residente de la zona costera del suroeste de Tenerife. Esta población de calderones es una de las más importantes a nivel mundial, ya que sólo se conocen otras poblaciones residentes en: Japón, California y Hawai.

El hábitat de esta comunidad comprende la franja marina que va desde punta Teno hasta Punta Rasca, declarada como Zona de Especial Conservación (ZEC ES-7020017) por la directiva europea Hábitat. El desarrollo turístico de la zona costera adyacente al ZEC ha traído consigo un aumento de la actividad marítima de ocio, como son: la observación comercial de cetáceos (Whalewatching), la pesca deportiva, alquiler de motos de agua, submarinismo, etc; por lo que debe considerarse el área como una zona crítica en cuanto a la presión antropogénica que sufren los cetáceos. El número de barcos autorizados realiza un total de unas 15.000-20.000 excursiones anuales, a lo que hay que añadir un porcentaje importante de embarcaciones no autorizadas (de las que no se tiene control)  que visitan los grupos de forma regular.  Toda esta actividad provoca que aumente riesgo de colisión, debido sobre todo a la velocidad de las nuevas embarcaciones y a la poca distancia a la que se acercan usuarios con poca experiencia en el acercamiento a este tipo de animales. Además, los ruidos producidos por los motores de los barcos introducen en el medio “contaminación acústica”, que afecta principalmente a los cetáceos por ser animales que utilizan el sonido como su principal medio de comunicación, alimentación y orientación. A estos efectos perniciosos se unen la práctica de actividades prohibidas como el buceo con cetáceos,  la contaminación química debido a vertidos accidentales y el abandono de residuos sólidos.

calderonbarcoweb2

Aunque se han realizado estudios sobre el tamaño de esta población de calderones, el seguimiento no ha sido periódico y no ha podido establecerse su evolución temporal. Ello se debe a la diversidad de metodologías empleadas y a que son animales muy longevos, en los que es necesario llevar a cabo estudios a largo plazo para poder detectar cambios significativos en los parámetros poblacionales. El aumento de los factores de riesgo y la ausencia de datos sobre la dinámica de la población provoca que exista una gran incertidumbre a la hora de garantizar la viabilidad de esta población de calderones, por lo que resulta fundamental determinar y valorar el grado de impacto de los diversos factores de riesgo que puedan poner en peligro su supervivencia.

Los objetivos de este estudio son:

 1. Valoración del grado de estrés en los calderones utilizando protocolos de estudio comportamentales y análisis paralelos de niveles hormonales.

2. Obtener datos concretos acerca del número de embarcaciones que visitan los grupos diariamente (tanto los barcos autorizados como los no autorizados) y sobre la composición de los grupos mas sensibles al acercamiento de embarcaciones, como son los grupos con crías.

3. Determinar la probabilidad de colisión con los barcos de transporte interinsular.

4. Establecer interacciones tróficas y el grado de competencia de esta especie con la pesca.

5. Determinar la firma acústica de las embarcaciones y los niveles de ruido real que introducen en el núcleo de los grupos durante los períodos normales de acercamiento a los animales.

 6. Sensibilización y educación ambiental a los distintos usuarios y empresas turísticas.

calderonbarcoweb1

Los resultados de este proyecto constituyen una herramienta de vital importancia para garantizar la compatibilidad del desarrollo socioeconómico con la conservación de los elementos de interés natural y ecológico de la zona.  Por un lado, el seguimiento y análisis de los factores de riesgo se convierten en una herramienta útil e indispensable para la toma de decisiones administrativas, permitiendo así reducir los factores más perniciosos en un orden secuencial lógico. Por otra parte, la toma de datos poblacionales básicos, usando protocolos estandarizados, permitirá la comparación con los datos ya existentes y el seguimiento temporal de esta comunidad de calderones.

 

PUBLICACIONES:

Además, descubre cuales han sido las últimas publicaciones relacionadas con este proyecto

CAMBIOS DE COMPORTAMIENTO Y ALTERACIONES EN LOS NIVELES DE CORTISOL EN GRASA SUBCUTÁNEA (“BLUBBER”) DE CALDERÓN TROPICAL (Globicephala macrorhynchus) INDICAN ESTRÉS CRÓNICO ASOCIADO A LA ACTIVIDAD DE OBSERVACIÓN DE CETÁCEOS EN POBLACIONES DE LA ISLA DE TENERIFE. Ana Crespo Torres, Jacobo Marrero Pérez, Marta I. Vitoria Serrano, Nieves Acosta González, Gonzalo Albaladejo, David Quinto Alemany, Alejandro Escánez Pérez, Mario Díaz. (Póster presentado en la IX congreso de la Sociedad Española de Cetáceos, 30 de octubre de 2016. Premio al mejor poster).

Con el apoyo de:

logo color         logo-cabildo-medioambiente

Con la colaboración de:

ULL